Reservas online
    +39 041 5321029

Qué visitar

Perderse por las callejas de Venecia representa una experiencia única en el mundo. Una ciudad completamente construida sobre el agua rodeada por una extraordinaria laguna. Destino turístico por excelencia, alberga en la famosa Plaza de San Marcos la Basílica de San Marcos, que con sus espectaculares cinco cúpulas se presenta revestida de relucientes mosaicos de oro. Los bajorrelieves que la decoran, que figuran los meses del año, están dominados por la presencia, sobre la puerta de entrada, de los cuatro caballos de bronce de Constantinopla.
 
El Palacio Ducal, antigua sede del gobierno de la Repubblica Serenissima, es un maravilloso palacio del siglo XV, actual sede de importantes muestras de arte; en su interior, se pueden visitar la Sala del Maggior Consiglio, la Scala dei Giganti y los calabozos, a los cuales se accede pasando por el famoso Puente de los Suspiros. Frente al Palacio Ducal, se sitúa el Campanario de San Marcos, símbolo arquitectónico que ha hecho la ciudad famosa en el mundo entero. Con casi 100 metros de altura, representa hoy en día una etapa obligada para observar Venecia desde una perspectiva espectacular.
 
La Basílica de la Salud presenta una amplia forma octogonal, y sus maravillosas cúpulas están pintadas por Tiziano; la Isla de San Jorge, frente a la cuenca de San Marcos, se caracteriza por su iglesia, fruto del genio de Palladio. El Puente de Rialto y el cercano mercado representan la Venecia más antigua, inmersa en el ambiente surrealista de sus campos y de sus patios sin tiempo.
 
Pero el encanto tampoco se termina dirigiéndose a las islas de los alrededores. El Lido de Venecia, sede de la famosa Muestra Internacional de Arte Cinematográfica, ofrece un bellísimo paisaje marítimo con numerosos establecimientos termales y extraordinarios edificios en estilo liberty. Murano es sede de una artesanía del vidrio reconocida en todo el mundo, mientras que Burano destaca por la elaboración de encajes y se distingue por sus casas de vivos colores. Torcello es la última etapa del itinerario, con los restos de su remota grandeza: la iglesia de Santa María Assunta y el famoso trono de Atila.
 
De vuelta en tierra firme, vale la pena visitar el nuevo Parque de San Giuliano, una inmensa zona verde multifuncional orientada a la laguna que forma parte del plan de recalificación ambiental de la ciudad de Mestre.
 
A algunos kilómetros de distancia, la ribera del Brenta ofrece sus espléndidos paisajes y las villas palaciegas que adornan sus orillas.
Hotel Delfino | Mestre | Descubra nuestro restaurante
Descubra nuestro restaurante
Para los huéspedes que deseen probar la exquisita cocina local e internacional
Ver más...
Hotel Delfino | Mestre | Disfrute de Venecia
Disfrute de Venecia
Perderse en las calles de Venecia y descubrir todas las atracciones de la ciudad
Ver más...